Madre confiesa haber inyectado su sangre a hijo enfermo

Elizabeth Malone, quien tiene tres hijos y reside en el condado Fairfax, se declaró culpable el miércoles de abuso infantil.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Madre admite haberle inyectado sangre a su hijo

    La mujer acotó que no fue su intención causarle daño alguno. (Publicado jueves 14 de marzo de 2019)

    Una mujer oriunda de Virginia ha confesado haber envenenado a su hijo con su sangre mientras este estaba en el hospital y asegura que lo hizo porque quería que el niño recibiera atención "adecuada" del personal del hospital.

    Elizabeth Malone, quien tiene tres hijos y reside en el condado Fairfax, se declaró culpable el miércoles de abuso infantil.

    “Ella niega que haya tenido alguna intención de herir a su hijo”, dijo su abogado frente al juez. “Ella ama a su hijo como cualquier otra madre.”

    Malone se acababa de mudar de Texas al condado de Fairfax la primavera pasada cuando su hijo de cinco años, quien tiene limitaciones del habla, fue hospitalizado en el centro de salud Inova Fairfax.

    La mujer estaba disconforme con el tratamiento que su hijo estaba recibiendo, pero le gustó la respuesta que vio del personal en una ocasión, cuando su hijo había experimentado un sangrado. Es por eso que le inyectó a su hijo su propia sangre para recrear esos síntomas, argumentó su defensa.

    Los fiscales respondieron diciendo que las inyecciones dejaron a su hijo con infecciones y fiebres altas.

    Gota a gota: acusan a joven de intentar envenenar a compañero

    Gota a gota: acusan a joven de intentar envenenar a compañero

    Al estudiante, de origen chino, le fue cancelada la visa.

    (Publicado sábado 22 de diciembre de 2018)

    En abril, luego de que una enfermera se percató que Malone tenía una jeringa escondida bajo su manga y vio una servilleta con sangre en el baño, una cámara fue instalada en la habitación del niño.

    La policía arrestó a Malone tras ver una grabación que la enseña usando una jeringa para introducir sangre en el tubo traqueal y la línea central de su hijo. El video fue mostrado en corte.

    Durante una interrogación policial, Malone primero negó las acusaciones, pero luego rompió en llanto y admitió haber cometido los hechos cuando los detectives le dijeron que tenían el suceso captado en cámara.

    “No quise causarle daño intencionalmente”, dijo. “Sé que lo hice. Sé que lo hice. Castíguenme pero por favor déjenme ver a mis hijos otra vez.”

    Desde que la acusada está en la cárcel, la condición del menor ha mejorado dramáticamente, hasta el punto que ahora está asistiendo a la escuela, dijeron los fiscales.

    Malone será sentenciada a mediados de junio.