Accidente de avión ucraniano

Tras reportes, Irán admite que derribó “por error” avión con 165 pasajeros

Aludieron a que el error se produjo a causa de la tensión y el estado de alerta en el país ante un posible ataque de represalia de EEUU.

Telemundo

Teherán — Irán admitió este sábado el derribo del avión ucraniano con 176 personas a bordo y lo atribuyó a "un error humano", al confundirlo con un misil de crucero debido a la situación de alerta reinante por la escalada de la tensión con Estados Unidos.

El "mea culpa" llegó después de dos jornadas en las que las autoridades iraníes negaron la hipótesis del derribo, pese a que varios países como Canadá ya habían denunciado que un misil tierra-aire alcanzó el avión.

Las Fuerzas Armadas reconocieron que el Boeing 737 de Ukranian International Airlines (UIA), que se estrelló el pasado miércoles al sur de Teherán, fue derribado "involuntariamente y por un error humano".

Según el comunicado, el fallo se debió a que el avión, que cubría la ruta Teherán-Kiev, se situó cerca de un centro militar de la Guardia Revolucionaria con "una altura y una posición de vuelo de un objetivo enemigo".

Por su parte, el comandante de la Fuerza Aeroespacial de la Guardia Revolucionaria, Amir Alí Hayizadeh, asumió en una comparecencia televisada la responsabilidad y explicó que el operador del sistema de defensa confundió el aparato con "un misil de crucero".

Hayizadeh dijo que el operador, antes de disparar, trato de contactar con sus mandos para obtener la aprobación pero el sistema de comunicación dio error y tomó una decisión "mala y apresurada" debido a la situación de crisis.

Tanto las Fuerzas Armadas como la Guardia Revolucionaria aludieron a que el error se produjo a causa de la tensión y el estado de alerta en el país ante un posible ataque de represalia de EEUU.

Poco antes del derribo del avión ucraniano, Irán había efectuado un ataque con misiles contra una base aérea en Irak que alberga a tropas estadounidenses, en venganza por el asesinato días antes del general Qasem Soleimaní en un bombardeo selectivo de EEUU en Bagdad.

Las Fuerzas Armadas alegaron que tras las amenazas del presidente estadounidense, Donald Trump, y de representantes de ese país en el sentido de "tomar como objetivo una serie de lugares en el territorio de la República Islámica en caso de que haya una operación recíproca (...) estaban en el más alto nivel de alerta".

El error estuvo motivado por "el aumento sin precedentes de los movimientos aéreos en la región", en especial de "vuelos de guerra de las fuerzas estadounidenses alrededor del país", agregaron.

También el presidente, Hasan Rohaní, aseguró que "la terrible catástrofe" se debió en parte a las "amenazas e intimidaciones" de EEUU, que llevaron a las Fuerzas Armadas a estar en alerta para defender el país "de posibles ataques del Ejército estadounidense".

Rohaní lamentó en un comunicado la muerte de tantas "personas inocentes debido a errores humanos y disparos equivocados" y señaló que "este doloroso accidente no es algo que pueda pasarse por alto fácilmente".

"Se necesita más investigación para identificar todas las causas y raíces de esta tragedia y enjuiciar a los responsables de este error imperdonable", subrayó el presidente.

También es necesario adoptar medidas para "abordar las debilidades de los sistemas de defensa del país para garantizar que tal desastre nunca se repita", según Rohaní.

En el avión de Ukranian International Airlines (UIA) viajaban 167 pasajeros, entre ellos 82 iraníes y 63 canadienses, aunque estos últimos en su mayoría con doble nacionalidad, y nueve tripulantes ucranianos.

El aparato se estrelló al sur de Teherán poco después de despegar del aeropuerto internacional Imán Jomeiní con destino a Kiev el pasado miércoles, día en el que ya comenzaron las especulaciones sobre un posible derribo, negado hasta hoy por las autoridades iraníes.

Contáctanos