Termina en coma tras operación estética

La mujer había asistido a una clínica de Ciudad Juárez para realizarse una rinoplastia.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    PKG CIRUGIA FATAL

    Diana Vásquez nos cuenta la historia de una operación estética fatal que llevo a una mujer a sufrir de un paro cardiaco. (Publicado viernes 9 de noviembre de 2018)

    Durante la mañana del pasado 30 de octubre, Laura Ávila asistió a una clínica de cirugías llamada Rino Center en Ciudad Juárez, México con el fin de poder realizarse una cirugía estética que permitiera la modificación de su nariz.

    ‘Le dijeron a su esposo que como a las 4:00 de la tarde es cuando iba a salir”,  dijo Angie Ávila, hermana de la afectada. “Él llegó como a las 3:30 y le dijeron que no habían podido comenzar la cirugía porque no le había hecho efecto la anestesia todavía”.

    Fue en ese momento cuando el temor de Laura se estaba convirtiendo en realidad ya que, días atrás, la mujer había hablado por mensajes de texto con la doctora Judith Hernandez para cuestionar el tipo de anestesia que le sería aplicada durante la cirugía.

    “Se da mixta sedación y bloqueo”, fue lo que Hernandez le explico a la paciente, quien no entendió en su totalidad este procedimiento.

    Luego de que Ávila explicara su confusión esta le pidió una segunda explicación a la doctora, por lo que le contestó la paciente que esta no debía de preocuparse.

    “En vez de que la anestesia se le fuera abajo del cuerpo, se le fue a su cerebro y le causó mucha inflamación y, aparte de inflamación, es lo que causó el paro cardiaco”, dijo Angie.

    Esta situación fue informada a los familiares de la paciente luego de horas después de que Laura entrara al quirófano.

    “Aparte del anestesista hubieron cuatro doctores que por ocho a diez horas no hicieron nada, la dejaron en un cuarto, yo no sé si ella despertó, no sé a qué hora le dio el paro cardiaco”, dijo Angie con la voz entrecortada.

    Para evitar un mayor daño cerebral, Laura fue inducida a un coma y fue trasladada al Centro Médico Universitario (UMC) de la ciudad de El Paso en Texas. Sin embargo, las noticias de los médicos son poco alentadoras para la familia de Laura.

    “Nunca volvería a ser nuestra Laura, porque su cerebro ya no funciona”, dijo Angie entre llanto. “Tenemos dos opciones. Una es siendo que la desconectemos y la dejemos ir en paz, o dos que le agreguemos algo en su cuello y en su estómago para ayudarla a comer, a respirar y sacar flemas y de ahí seria tratarla en una clínica que pueda tratar a pacientes que están en estado vegetal”.