inmigrantes en la frontera

Madre de California vive un calvario: su hijo cruzó la frontera y lleva meses sin rastro

La última vez que se supo de Rodrigo Rivas Renderos fue el 20 de septiembre de 2019 en Falfurrias.

Telemundo

FALFURRIAS - Una madre hispana lleva meses viviendo en angustia luego de haber perdido contacto con su hijo, quien llegó a Estados Unidos cruzando la frontera con un coyote.

La última vez que supo de su hijo Rodrigo Rivas Renderos fue el 20 de septiembre de 2019, cuando se encontraba en Falfurrias, Texas, tras haber abandonado su natal Salvador.

Rodrigo, de 23 años, salió de su país huyendo de la violencia. Por más de nueve años lo único que los mantenía unidos era la comunicación vía telefónica y su esperanza era de volver a ver a su hijo en persona.

"Un compañero que venía con él me avisó que mi hijo estaba ahí que buscara ayuda para que lo encontraran. Esa persona me mandó la ubicación, las coordenadas, por eso es que yo me di cuenta la versión de que no pudo seguir caminando, que su pie estaba lastimado, que incluso le dijo que me dijera que me amaba mucho," contó Indira Renderos.

Según Renderos, cuando llegó a Falfurrias desde California descubrió que las autoridades no habían hecho nada desde el día que emitió el reporte de la desaparición de su hijo en septiembre de 2019.

La señora Renderos lleva varios días en Falfurrias buscándolo con las coordenadas que le proporcionaron y con la ayuda de la organización Ángeles del Desierto, abordó un helicóptero con la esperanza de ubicarlo desde las alturas.

Sobrevoló el área de Falfurrias por más de una hora donde supuestamente Rodrigo fue dejado cansado y lastimado ya que no podía continuar su travesía. Sin embargo, no lo pudo ubicar. El viernes fueron buscándolos por tierra.

"Es un lugar desolado, no hay nada ahí. Tendría que haber caminado mucho para que encontrara a alguien que lo auxiliara. Es bastante lejos," dijo la señora Rendero.

Renderos decidió buscar apoyo de la organización Ángeles del Desierto ya que, según ella, las autoridades no tienen información sobre el paradero de su hijo.

"Hay mucha gente desaparecida y no hay autoridad que te escuche. Ni el consulado de tu país te quiere ayudar, son déspotas, te tiran el teléfono, todo eso he recibido yo. Vamos a tocar al shérif, a BP y nadie sabe de él. Ni el mismo consulado ha hecho llamadas de las que a mí me dijeron que estaban haciendo," sostuvo Renderos.

Si tienes alguna información sobre su paradero, puedes llamar al 619-773-3688.

Contáctanos