Coronavirus

Diócesis católica da luz verde a la siguiente fase de reapertura de templos en El Paso

La información se dió a conocer este día por medio de un comunicado de prensa.

El 28 de mayo se estipuló que las iglesias en El Paso podrían comenzar a reabrir bajo lo que se especifica en la fase 1 de su protocolo, y hoy, casi 20 días después, se da a conocer que la Diócesis está lista para entrar a la fase 2.

En un comunicado de prensa emitido este día por la Diócesis Católica de El Paso, se especificó que las iglesias en el Condado podrán continuar con la reapertura de sus puertas de manera paulatina durante la contingencia por el coronavirus.

Las iglesias católicas reanudarán las reuniones de manera gradual, por lo que se realizará en fases, las cuales tendrán en común el estricto seguimiento de las normas de desinfección y distanciamiento social. En este momento los templos comenzarán a reabrir bajo lo estipulado en la fase 2, la cual indica que:

Fase 2: Las iglesias donde se siguen estrictamente las normas de desinfección y distancia social pueden reanudar las reuniones al 25% de su capacidad para misa entre semana, bautizos, bodas, funerales, exposición eucarística durante 1 a 2 horas y oración durante el día. Las misas dominicales permanecen suspendidas durante esta fase. Este período permitirá a las parroquias practicar rutinariamente las normas de desinfección y distanciamiento social, antes de la reanudación de las reuniones los domingos.

Estas fases sólo diferirán en el tamaño y la frecuencia de las reuniones, por lo que el obispo Mark Seitz determinará cuándo entrarán en vigor las siguientes fases según el número de casos de COVID-19 reportados en la ciudad:

Fase 3: Las iglesias donde se siguen estrictamente las normas de desinfección y distancia social también pueden reanudar las reuniones para la misa dominical al 25% de su capacidad.

Fase 4: Las iglesias donde se siguen estrictamente las normas de desinfección y distancia social pueden ampliar las reuniones al 50% de su capacidad.

Fase 5: Las normas de desinfección y distanciamiento social se relajan, pero no se eliminan, y las iglesias pueden ampliar las reuniones al 100% de su capacidad.

Aunque las reuniones de la iglesia se están reanudando, algunas personas no deben asistir a misa u otras reuniones de la iglesia en este momento. Esto incluye a aquellos que están enfermos y la población en riesgo como las personas de 65 años o más, especialmente aquellos con enfermedades pulmonares crónicas; asma moderada a severa, enfermedades cardíacas, obesidad severa, diabetes, hipertensión, enfermedad renal o del hígado.

Contáctanos