Coronavirus

Detrás de la lucha contra el COVID-19: Los rostros de la frontera que juegan un papel en medio de la pandemia

La maestra Carol se sintió obligada a intensificar y ayudar en este momento de gran necesidad, lo que la convierte en un gran ejemplo para la ciudad.

El espíritu de la frontera es único en el mundo, nos hace tener una esencia diferente y un compromiso de servicio que no es fácil de encontrar en alguna parte del mundo.

Para muestra un botón. Una maestra de farmacología de El Paso Community College (EPCC) campus Río Grande, ha llegado hasta Queens, Nueva York para aportar su granito de arena en la guerra contra el coronavirus.

La maestra Carol Cross funge como voluntaria para lograr establecer la farmacia en el Centro Billie Jean King en Queens, en Nueva York, una instalación que albergará 470 camas para pacientes contagiados por COVID-19.

Aunque está lejos de la frontera, vive en un área de la ciudad que le recuerda a El Paso, ella explica: "Estoy en un barrio mexico-americano con restaurantes que sirven menudo y otras cosas, a poca distancia de un supermercado mexicano".

EPCC tiene un legado en la comunidad de El Paso por su compromiso de apoyar las necesidades de atención médica, y la maestra Carol no dudó en responder al llamado para que los trabajadores de la salud acudieran a auxiliar a colegas enfermeros y doctores.

La maestra se sintió obligada a intensificar y ayudar en este momento de gran necesidad, lo que la convierte en un gran ejemplo para la ciudad.

Contáctanos