juicio político

Importante exasesor de Trump quiere testificar ante el Congreso

El interés por lo que pueda saber Bolton sobre el caso de Ucrania se disparó durante la investigación.

GETTY IMAGES

WASHINGTON - El exasesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca John Bolton afirmó este lunes que está dispuesto a testificar ante el Senado de Estados Unidos durante el juicio político al presidente estadounidense, Donald Trump, si la Cámara Alta lo cita a declarar.

"He concluido que, si el Senado emite una citación judicial para mi testimonio, estoy preparado para testificar", dijo Bolton en un comunicado en su página web.

El interés por lo que pueda saber Bolton sobre el caso de Ucrania se disparó durante la investigación lanzada por los demócratas para abrir un proceso de destitución contra el mandatario, porque él estaba al frente de la política exterior en la Casa Blanca cuando Trump presionó a Kiev para que iniciara una indagación sobre su rival político y exvicepresidente Joe Biden.

Según Fiona Hill, una antigua subordinada de Bolton cuando estaba al frente del Consejo de Seguridad Nacional, el exasesor apuntó en una ocasión que no tenía nada que ver con "el negocio turbio que estaban cocinando" otros consejeros de Trump sobre Ucrania.

Bolton dejó en manos de un tribunal su posible participación en la investigación de los demócratas, al pedir a un juez que decidiera si debía obedecer la citación judicial del Congreso para testificar o a las órdenes de la Casa Blanca de no divulgar nada de lo que escuchó mientras estaba en el cargo.

En su nota, Bolton recordó que después de que su abogado informara a un comité de la Cámara Baja de que recurriría a un tribunal, dicha comisión decidió no emitir una citación para que testificara.

Finalmente los demócratas culminaron sus pesquisas sin el testimonio de Bolton y la Cámara Baja, de mayoría progresista, aprobó en diciembre dos cargos políticos contra Trump: abuso de poder y obstrucción al Congreso.

Y "ahora recae en el Senado cumplir su obligación constitucional de juzgar el juicio político", indicó Bolton, quien subrayó que no ve posible que haya una resolución de un tribunal sobre su posible testimonio antes de que la Cámara Alta actúe.

En consecuencia, "desde que mi testimonio está de nuevo en cuestión, he tenido que resolver los graves asuntos en competencia lo mejor que pude, con base en un estudio y consideración cuidadosa", destacó.

Los demócratas han propuesto una hoja de ruta para un posible juicio político en el Senado, que contaría con nuevos testigos como Bolton y el jefe interino de Gabinete, Mick Mulvaney.

La salida de Bolton del ala oeste de la Casa Blanca no fue amistosa: Trump tuiteó en septiembre que lo había despedido y su ya exasesor escribió a numerosos periodistas para recalcar que no lo expulsaron, sino que él había renunciado.

Todavía no se ha fijado una fecha para el inicio del juicio político, ya que la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, aún no ha entregado formalmente los cargos políticos contra Trump al Senado, donde debe celebrarse el "impeachment", como se conoce en inglés el proceso destitución.

Contáctanos