Familia paseña regresa a Juárez y vive su peor pesadilla

Fueron víctimas de una balacera ocurrida en la ciudad fronteriza.

DÍAS
HORAS
MINUTOS
SEGUNDOS

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Familia paseña regresa a Ciudad Juárez y viven su peor pesadilla AC

    Luis García hablo con el señor Adolfo Ávila, quien al serle negada su residencia permanente en los Estados Unidos tuvo que volver a Ciudad Juárez donde recibió una noticia que le cambió la vida. (Publicado martes 8 de enero de 2019)

    Adolfo Ávila, un ciudadano mexicano, estuvo 20 años en la ciudad de El Paso laborando con un permiso de trabajo. Sin embargo, cuando este pidió la residencia permanente, autoridades de migración se la negaron.

    A causa de esto, Ávila y su familia tuvieron que buscar un hogar en la vecina Ciudad Juárez.

    “Pero yo le había dicho al juez que en Juárez había mucha delincuencia, que yo quería a mi familia aquí”, dijo Ávila.

    Luego de tan solo dos semanas de haberse mudado a Ciudad Juárez, Adolfo recibió una noticia que cambió su vida.

    “Que llegaron unas personas y los balacearon a todos afuera de la casa de mi suegra”, mencionó Ávila. “Mi cuñado perdió a su hija, fueron como siete u ocho personas de la familia que balacearon”.

    La esposa de Ávila y su hija Zoé, de tan solo 4 años de edad, fueron gravemente heridas durante el incidente, situación que llevo a que estas fueran trasladadas a un hospital de El Paso.

    “La niña lleva ocho operaciones, mi hija, todavía está en el hospital y en dos días le van a hacer todavía otra operación”, dijo Ávila. “A mi esposa le pusieron cuatro balazos, gracias a Dios está viva”.

    A pesar de que todos los miembros de la familia ya se encuentran recuperándose en casa, a excepción de la pequeña Zoé, para Ávila los problemas continúan.

    “Ya cuando paso eso, pues, adiós ahorros, adiós carros, me han llegado billes (sic) de $30,000, de $25,000, el del niño que nada más fueron las manos de $7,000”, dijo Ávila. “Un altera así de puros cobros, aquí los tengo en la mesa”.

    Si usted quiere ayudar a esta familia, puede hacerlo aquí.